Saltar al contenido (pulsar Return)

Presentación

Núria Castell, decana de la FIB

La Facultad de Informática de Barcelona (FIB) de la Universidad Politécnica de Catalunya (UPC) cumple clogo_40_fib_presentacio.pnguarenta años en 2017. Para celebrarlo, hemos organizado una serie de actividades que queremos compartir con todo el mundo, y especialmente con la gran comunidad que rodea a nuestra facultad y a nuestra universidad, estudiantado, profesorado, personal de administración y servicios, titulados, compañeros y amigos en general.

De entre las diversas actividades la FIB tiene el placer de presentar la exposición histórica de nombre "La Computación, del Ábaco al PC", que se exhibirá del 8 al 27 de mayo en el centro comercial L'Illa Diagonal, y del 29 de mayo al 29 de junio en la Biblioteca Rector Gabriel Ferraté de la UPC. Con estas ubicaciones queremos acercar la FIB y la exposición tanto al público general como a nuestra comunidad más próxima.

Además de la formación e investigación universitaria que llevamos a cabo, en los últimos años la FIB ha querido compartir con la sociedad catalana tanto los avances y novedades que constantemente nos deparan las tecnologías de la información como la reflexión sobre la perspectiva histórica de nuestra disciplina. Para ello hemos organizado charlas, mesas redondas, varias exposiciones y nuestro Museo de la FIB, visitado por miles de estudiantes en los últimos cursos.

La exposición histórica que ahora presentamos complementa el contenido de exposiciones anteriores de la FIB, centrándose más en mostrar ejemplos de aparatos y objetos que antecedieron a la informática moderna pero que condicionaron el diseño de los primeros computadores. Además de dichos precedentes, que muestran cómo se contaba, calculaba, etc. hasta hace pocas décadas, hemos querido completar esta exposición con algunos recuerdos de las primeras computadoras gigantes, y con algunos de los primeros ordenadores personales que popularizaron el uso de la informática.

Esta exposición no habría sido posible sin el trabajo de un gran número de personas y de algunas instituciones que han querido colaborar en su preparación. Versiones anteriores de la exposición se realizaron en colaboración con la Universidad de La Rioja y la Universitat Oberta de Catalunya, por lo que ahora podemos aprovechar gran parte del trabajo realizado y de la infraestructura necesaria. Dentro de la UPC, además del personal de la FIB, se ha implicado en esta exposición de forma muy especial el Servicio de Bibliotecas, Publicaciones y Archivos, apoyados por el Servicio de Lenguas y Terminología. A todas las personas implicadas nuestro más sincero agradecimiento. Para acabar, quiero agradecer especialmente el trabajo realizado por el Comisario de la Exposición, nuestro profesor Joan Antoni Pastor Collado, que ha clasificado y documentado el material expuesto, combinando piezas seleccionadas de Museo de la FIB con muchas otras propias y de otros coleccionistas.

Núria Castell Ariño
Decana de la Facultad de Informática de Barcelona
Universidad Politécnica de Catalunya.

Barcelona, mayo de 2017

 

Joan Antoni Pastor, comisario de la exposición

La Informática, como disciplina académica y profesional, es una de las más jóvenes en términos históricos. Si nos ceñimos a la aparición de las primeras computadoras electrónicas, hablamos de ochenta años de historia. Comparando con los siglos o milenios de experiencia acumulada de la mayoría de las otras ciencias e ingenierías, se trata de una historia muy corta, aunque ciertamente muy intensa.

De hecho, desde esos inicios, además de joven como disciplina, la Informática sigue mostrando una trayectoria constantemente joven, caracterizada por la incesante invención, innovación o renovación en los productos, sistemas, métodos, servicios y paradigmas informáticos. Ahora tenemos fenómenos sociales como los smartphones, las tablets, las apps, la nube, la realidad virtual, las redes sociales, los juegos en red, la impresión 3D, etc. Y no hace tanto que el fenómeno emergente fueron la aparición de la Web, el negocio y comercio electrónico, las empresas .com, los portátiles, las consolas, etc. Lo que vino después de fenómenos como Internet, los PCs, los juegos arcade, etc.

Hace décadas que se vienen escuchando expresiones como que “La Informática es la profesión del futuro” o más directamente que “¡La Informática es el futuro!”. Y es innegable que nuestra disciplina ha tenido y tiene un impacto indiscutible y muy visible en el mundo actual, a todos los niveles. Nuestro mundo es cada vez más digital, más global y más automatizado gracias sobre todo a las tecnologías de la información y la comunicación. Avanzamos tan rápidamente y tan lejos que es normal que a veces nos entre un cierto vértigo social ante las posibles consecuencias de dicho progreso.

Nos aparecen dudas sobre la conveniencia y sostenibilidad de ciertas automatizaciones, o nos empiezan a dar respeto y hasta miedo ciertas actuaciones de seguimiento y control electrónicos que ahora sabemos que algunos gobiernos y empresas multinacionales llevan a cabo. Los buenos profesionales de la Informática deseamos contribuir a la construcción de un futuro con mayores cotas de democracia, equidad y justicia. A la vez que debemos luchar contra otros futuros más distópicos, para que nuestras tecnologías no sean usadas en beneficio de unos pocos poderosos y sí a favor del bienestar común.

En medio de esa corta y vertiginosa historia, no está de más de vez en cuando parar y echar la vista atrás. Conocer y comprender las circunstancias, las vicisitudes y las tecnologías que rodearon a nuestros antecesores nos ayuda a aprovechar oportunidades y a evitar riesgos en la construcción de un futuro mejor para todos. Por eso, en los últimos años, solos o en colaboración con otras instituciones, en la FIB hemos querido celebrar el paso del tiempo, de nuestro tiempo e historia, a la vez que hemos querido reflexionar sobre dicho devenir.

Lo hemos hecho aprovechando algunas efemérides y cumpleaños, de los que últimamente hemos tenido unos cuantos, y seguidos. Algunos han sido de quienes consideramos entre nuestros visionarios más universales, como los 100 años de Alan Turing en 2012, los 200 de Ada Lovelace en 2015, o los 700 que cumplió nuestro patrón Ramón Llull el 2016. Para esas ocasiones hemos organizado y participado en varias charlas y exposiciones. Como fue el ciclo de ocho mesas redondas realizadas en 2013-14 sobre ocho temas históricos de la Informática en Cataluña y España.

Atención especial merecen, por la dedicación y visibilidad derivadas, las diversas exposiciones de retro-informática organizadas en centros comerciales y ayuntamientos catalanes, colaboraciones con CosmoCaixa, etc. Con el tiempo, y ante la curiosidad general que hemos comprobado que la historia de la informática despierta, decidimos finalmente crear en 2010 nuestro Museo de la FIB, que desde entonces ha sido disfrutado por miles de estudiantes y profesores, y por muchos otros visitantes.

Este año 2017 la FIB cumple cuarenta años, y por supuesto también lo queremos celebrar. Además de aprovechar los eventos anuales como la Fiesta de la FIB o la Festibity para destacar las cuatro décadas que llevamos “Creando Talento”, hemos organizado un cine-fórum sobre “Informática y Ciencia Ficción” y un ciclo de charlas sobre “Presente, pasado y futuro de…” diversas tecnologías informáticas, incluyendo lenguajes de programación, sistemas operativos, bases de datos, redes informáticas, entre otras.

También hemos actualizado la web que la FIB tiene dedicada a un selecto grupo de mujeres pioneras que han contribuido muy especialmente al avance de la informática y de las telecomunicaciones, en este caso con dos nuevas entradas dedicadas a Barbara Liskov, Doctora Honoris Causa por la UPC en 2012 a propuesta de la FIB, y a Margaret Hamilton, a quien pronto nos gustaría poder rendir un homenaje similar. El programa con todas las actividades organizadas con motivo del 40 aniversario de la FIB se puede conocer en el siguiente enlace, extendido con contenidos y enlaces concretos, a medida que las actividades se van materializando: http://www.fib.upc.edu/ca/40e

Aficionados como somos a las exposiciones, este 40 aniversario la FIB expone la muestra histórica "La Computación, del Ábaco al PC", objeto de este catálogo y espacio web, que se exhibirá en mayo y junio de este 2017 en el centro comercial L'Illa Diagonal y la Biblioteca Rector Gabriel Ferraté, respectivamente. Con esta muestra se ha querido ampliar y complementar el contenido de exposiciones anteriores de la FIB, en este caso centrándose más en tecnologías, aparatos y objetos que antecedieron a la informática actual. Además de dichos precedentes, hemos querido añadir algunos objetos relacionados con las primeras computadoras gigantes conocidas como “cerebros electrónicos”, y con algunos de los primeros PCs.

Como comisario de esta exposición, quiero agradecer sinceramente la ayuda y el trabajo de las muchas personas de varias instituciones que han querido colaborar en su preparación: En la UPC, a las compañeras y compañeros de la FIB, del inLabFIB, del Servicio de Bibliotecas, Publicaciones y Archivos, del Servicio de Lenguas y Terminología y de Iniciativa Digital Politècnica; fuera de la UPC, a los colegas y amigos de la Universidad de La Rioja y de la UOC, que trabajaron en versiones anteriores de la muestra. Sois tantas, tantos y tan generosos que bien merecéis ser nombrados en el extenso apartado de Agradecimientos que acompaña a esta exposición. De mi parte… ¡Muchísimas gracias!

Joan Antoni Pastor Collado
Facultad de Informática de Barcelona, UPC
Estudios de Informática, Multimedia y Telecomunicación, UOC

Barcelona, mayo de 2017

 

Dídac Martínez, director del Servicio de Bibliotecas, Publicaciones y Archivos

Las bibliotecas de la UPC son unos servicios privilegiados porque la UPC tiene la Facultad de Informática de Barcelona (FIB) que ahora cumple 40 años desde su creación, y me explico.

Las bibliotecas universitarias politécnicas, tanto las nuestras, como las españolas, como las europeas, son bibliotecas que no tienen muchos libros, en el sentido de disponer de grandes colecciones. Esto es debido a que los estudios tecnológicos no están principalmente fundamentados en colecciones de libros como en el resto de bibliotecas universitarias del mundo, sino en aprendizajes innovadores basados en informes, normas, documentos técnicos, planos, fórmulas, problemas, soluciones, estudios, etc. Por tanto, los estudios técnicos dan como resultado bibliotecas politécnicas más orientadas a una tipología determinada de documentación y a servicios vinculados a las tecnologías y especialmente a las TIC.

Y es gracias a las TIC que las bibliotecas de la UPC han sido líderes en la implementación de decenas de proyectos bibliotecarios innovadores. Fueron las primeras bibliotecas españolas en disponer de catálogos bibliográficos automatizados, fueron también las bibliotecas que crearon y diseñaron las torres de consulta de las bases de datos científicas y técnicas en formato CD-ROM, fueron pioneras en implementar sistemas globales de gestión informatizada de bibliotecas (con el producto VTLS de la Universidad Técnica de Virginia), fundaron el Consorcio de Bibliotecas de las Universidades Públicas de Cataluña con el objetivo de hacer un único catálogo automatizado y colectivo de todos los registros bibliográficos de todas las bibliotecas del sistema universitario catalán. Y cuando apareció Internet, fueron las primeras en editar libros digitales, y pioneras también en difundir el acceso abierto a los documentos científicos y técnicos de los investigadores y profesores mediante depósitos/servidores abiertos en Internet como UPCommons, que ahora es, según muchos rankings, uno de los depósitos más bien posicionados del mundo. Lideramos también el cambio de la adquisición y consulta de revistas en papel a revistas digitales. Más recientemente hemos creado el portal de la investigación FUTUR, que es admirado por todas las universidades y acabamos de poner en funcionamiento el proyecto GeoCommons de geo-localización de trabajos de final de grado, tesis y proyectos de nuestros estudiantes, profesores e investigadores, que permite que cualquier ciudadano pueda ver mediante Google maps los estudios y su relación con el territorio.

En nuestras bibliotecas, los estudiantes utilizan sus smartphones para consultar todos los recursos en línea o para reservar salas de estudio en grupo. Somos las primeras bibliotecas del país que crearon y pusieron en funcionamiento el servicio de préstamo de ordenadores portátiles para los usuarios, creamos la Videoteca Digital de la UPC, el proyecto de UPCOCW, los depósitos de enunciados de exámenes, tesis, proyectos de final de grado y tesinas, etc. No acabaríamos nunca. Todos los proyectos ligados a la transformación digital de la biblioteca y el uso de las TIC.

¿Y porque digo todo esto? Pues porque sin la FIB sería imposible haber realizado todo este camino de transformaciones de nuestras bibliotecas durante todo este tiempo. La FIB nos ha ayudado y asesorado siempre, mediante profesores, investigadores, grupos de investigación, estudiantes y personal de administración y servicios. Hemos tenido becarios estudiantes de la FIB que han hecho su Proyecto Final en ámbitos relacionados con las bibliotecas y la gestión de la información documental y científica. Muchos estudiantes de la FIB nos han programado y realizado proyectos innovadores para nuestras bibliotecas y muchos de ellos se han acabado incorporando al Servicio de Bibliotecas.

La FIB nos ha ayudado a posicionarnos y seguirá potenciando la transformación digital de las bibliotecas de la UPC y lo ha hecho, en mi opinión, porque es una de las mejores facultades de informática de Europa. ¡Por eso las bibliotecas de la UPC son unos servicios privilegiados!

¡Gracias FIB en tu 40ª aniversario!

Dídac Martínez
Director del Servicio de Bibliotecas, Publicaciones y Archivos de la UPC

Barcelona, mayo de 2017